La plantación  de las tres variedades arbequina, empeltre y picual se realizo en el año 1993, a marco real 7*7, lo que supone  una densidad de 204  árboles /ha .

 

La orientación  de la plantación norte-sur, permite que los árboles estén iluminados por la mañana al este y por las tardes al oeste a una cota de 300 mts sobre el nivel del mar y con una pendiente del 8%,.  por lo que su suelo no es cultivado y en el crecen las crucíferas, las gramíneas, típicas de la zona.

Con la desbrozadora de martillos incorporamos al suelo los restos de la poda así como un 75% de la cubierta vegetal, que servirá  como fuente de néctar a las abejas y de refugio a  infinidad de insectos predadores, además del beneficio económico que supone el ahorro energético, el aislamiento y la consecuente reducción del consumo de energía redundan en favor del medio ambiente. También hemos conservado    la   vegetación  arbustiva  que rodea al olivar ya que tiene un efecto muy beneficioso sobre la biodiversidad.

 

El fruto es recogido al alcanzar la madurez, cuando  ha llegado al culmen de su vida, cuando el fruto resulta atractivo  a los estorninos, una palabra, respetamos el ciclo natural,

Arbequina

Su nombre proviene de la localidad de Arbeca, provincia de Lérida. Es la variedad actualmente más plantada en España y en el mundo por su buena adaptación a sistemas de cultivo de alta densidad perfectamente mecanizables.  

Es un árbol poco vigoroso y adaptado al  frío. 
Su valor agronómico más notables son su bajo vigor y su precoz entrada en producción, además de alta productividad.

Los frutos se presentan en racimos apretados que aunque su fuerza de retención es media, su caída por vibración es dificultosa. Su época de recolección es temprana, y  debe evitarse la sobremaduración debido a la facilidad de oxidación que presenta su aceite. Se observa en ocasiones cómo puede presentar floración en madera de más de un año.

Las hojas de estos olivos son cortas y elípticas mientras que el fruto es, por lo general, esférico y de pequeño tamaño.

 

Empeltre.

Es una variedad antigua, cultivada desde el S XV en Aragón.

El árbol es de porte erguido, copa espesa y vigor medio. Las ramas fructíferas presentan entrenudos de longitud media y muy ramificada.

La hoja es de tamaño medio, corta y estrecha. Plana y de forma elíptico lanceolada.

El fruto es negro en maduración,  tamaño medio (2-3 g) alargado y asimétrico. Se destina principalmente para la obtención del aceite por su buen rendimiento graso y excelente calidad de sus aceites, pero también se utiliza para aderezo en negro.

 

Picual.

Se denomina así por el ápice apuntado de sus frutos. Es uno de los aceites más estables debido al alto contenido de polifenoles.

Es la principal variedad de Andalucía, por la superficie plantada, estimándose que uno de cada dos olivos son de esta variedad.

El árbol es muy vigoroso, de porte abierto y densidad de copa espesa. Los ramos fructíferos presentan entrenudos de longitud corta y son de color gris claro.

La hoja es de tamaño medio, corta y estrecha. El color del haz es verde, mientras que el del envés de verde grisáceo.

 

 

El fruto es de color negro en maduración, de tamaño mediano, con forma elíptica y asimétrica.