Alfalfa, variedad Aragón, es otra leguminosa cultivada en Las Corraliza de Don Pablo  está considerada la reina de las forrajeras por su capacidad productiva y adaptación al medio.

La principal cualidad de la alfalfa es su alta capacidad de fijación de nitrógeno atmosférico, de hasta 400 kg por hectárea y año. Sólo algunos microorganismos son capaces de transformar el nitrógeno atmosférico  en orgánico facilitando, así, su utilización por el resto de los seres vivos. Estos microorganismos se desarrollan en las raíces de las leguminosas, entre las que se encuentra la alfalfa; fijan el nitrógeno atmosférico para su propio crecimiento y después la alfalfa lo asimila. El nitrógeno atmosférico pasa posteriormente al resto de los organismos vivos cuando se consume el forraje o es absorbido por el siguiente cultivo

 

 

La alfalfa es posiblemente, también, la planta forrajera con mayor aplicación en la producción animal. Se la considera como uno de los forrajes más completos, desde el punto de vista nutritivo, en la alimentación de los rumiantes.

 

El forraje de alfalfa contiene  un alto nivel de proteína y   abundante fibra, especialmente en los tallos, cuya importancia es cada vez mayor en la alimentación de los rumiantes, y es relativamente pobre en energía, también es una excelente fuente de vitaminas y minerales, calcio y magnesio fundamentalmente  de origen edáfico.

 

 

En la siguiente tabla, se resumen las características esenciales medias obtenidas en la campaña 2012-2013

 

 

Parámetros

%

Materia seca

69 %

Proteína

14.63

 

 

 

La venta del forraje de alfalfa se realiza en pacas de 6 cuerdas, en origen y con certificado ecológico. Tamaño de las pacas   2.4*0.7*1.2

 

 

 

PRECIOS A CONVENIR